Viento de mayo

Primero fue la camisa
después el vestido
más tarde el sostén

el viento de mayo
se llevó las prendas
demasiado arraigadas al cuerpo

Cuando ya desapareció
la última manga de algodón
vino la piel
cuarteada y lista
para el arrastre
dispuesta
(un dos tres)
a la fuga

pero esa
precisamente esa
no se pudo airear

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s