Clásico

Aquel día el vendaval pidió nubes
con algo de hielo
el ladrillo estaba frío
y el corazón despoblado

como siempre a esa hora
un perro ladraba a lo lejos
una mosca llamaba al cristal
la cucaracha cruzaba el salón
el menú recalentado
habitaba la mesa

era al fin
un día como tantos
una noche como todas
un clásico planeo
a la sombra de la vida

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s