Minientrada

Así

Sin puertas ni ventanas. Hemos vivido durante meses en espacios cerrados con vistas a un cielo imposible. Y ahora, ahora que queda menos para no sabemos qué, se avecina temporal. Puede que la suerte asista y sigamos avanzando, pero también es posible que arrecie el tiempo de las balanzas.

El miedo es libre y, en muchos casos, irracional.

La elección siempre existe.

Lo cálido es el vecino de lo confiable.

El Yo siempre es amigo de la distancia.

Los pretextos son de color fluorescente.

Y el mañana.

Qué sabor tendrá eso.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s