Silencio

La garganta de Benito se puso en huelga, sin motivo y sin remedio. Ese complejo mecanismo que habitaba en el interior de su laringe no recibió el engrase suficiente y se oxidó. Merche lo había probado todo. Desde alertas de fuego o de robo hasta algún accidente casual...